¿Qué es el Nican Mopohua?

Los pliegos originales

Es el documento histórico con el que se conoce universalmente el relato en Náhuatl de las APARICIONES de NUESTRA SEÑORA de GUADALUPE a Juan Diego en el cerro del Tepeyac al norte de la actual Ciudad de México en torno a 1531. El Nican Mopopua es la primera fuente de información guadalupana. Está compuesto por 4 bifolios – 16 páginas-. El original, escrito hace aproximadamente 450 años, se encuentra atesorado en la Librería Pública de Nueva York, EEUU.

Las apariciones

Diciembre 1531

El Nican Mopohua, que significa en Náhuatl “Aquí se narra, aquí se cuenta”, relata las apariciones de la Virgen de Guadalupe al indio devoto Cuautitlán, bautizado como Juan Diego.

¿Quién ecribió el Nican Mopohua?

Luis Lasso de la Vega, capellán del santuario, escribe el “Inin Huei tlamahuiçoltica omonexiti in ilhuicac tlatocaçihuapilli Santa Maria totlaçonantzin Guadalupe in nican huei altepenahuac Mexico itocayocan Tepeyacac” (El gran acontecimiento con que se le apareció la Señora Reina del cielo Santa María, nuestra querida Madre de Guadalupe, aquí cerca de la Ciudad de México, en el lugar nombrado Tepeyácac), el texto en náhuatl en el que se narra el “Gran portento” de las apariciones de la Virgen de Guadalupe al indio Juan Diego Cuauhtlatoatzin en el Cerro del Tepeyac en el año 1531.

Este libro se trata en realidad de la unión de dos escritos, a saber, el Nican Mopohua de Antonio Valeriano y el Nican Motecpana de Fernando de Alva Ixtlilxóchitl, enriquecido con leves adiciones personales del propio Lasso de la Vega, y llevado, a las prensas por Juan Ruyz, el hijo de Enrico Martínez, en la Ciudad de México, en 1649.

Aunque Luis Laso de la Vega clama ser el autor del Nican Mopohua en su totalidad, sin embargo, del análisis de su obra se deduce que Lasso de La Vega escribió solamente la introducción y la conclusión del libro, quedando prácticamente establecido por todos los estudiosos, que la autoría del Nican Mopohua, sin lugar a dudas, es atribuíble al indígena Antonio Valeriano. (Ver la Guía de Estudio que acompaña a este facsímil para obtener más información.)

¿Cuándo se escribió el Nican Mopohua?

Al día de hoy todavía existe un gran debate sobre la fecha de publicación del Nican. La mayoría de las autoridades están de acuerdo en que fue escrito, hacia el año 1556. De hecho, el historiador Edmundo O’Gorman (1906-1995) opina que Antonio Valeriano había escrito el Nican mopohua en 1556. El historiador León-Portilla acepta de la misma manera la hipótesis de Edmundo O’Gorman.

Sin embargo, un reciente estudio científico del Nican Mopohua atesorado en la Librería Publica de Nueva York, llevado a cabo por esta institución, en conjunción con el Museo Metropolitano, ha logrado establecer, con total precisión, el origen, la ciudad y el fabricante del papel (estudiando las marcas de agua). Así mismo, un análisis espectrográfico de la tinta arroja luz sobre la composición química y los materiales utilizados. Con estos dos datos queda prácticamente establecido, de manera científica, la fecha de su publicación, con muy pequeño margen de error. Myrian de Arteni, Senior Conservator for Exhibitions de la Librería Pública de New York ha colaborado en la Guía de Estudio que acompaña este facsímil escribiendo un artículo extenso a este respecto.

Entre los muchos tesoros de la Biblioteca Pública de Nueva York están los documentos que aparecieron cuando el Nuevo Mundo fue explorado y colonizado por los europeos. conjunto de documentos conocidos como los Monumentos Guadalupanos, o Guadalupan Monuments, y un documento en particular, el Nican Mopohua, que con sus 16 hojas manuscritas en Náhuatl (con caracteres latinos) representa un auténtico baluarte religioso y cultural

¿Por qué es tan importante el Nican Mopohua de la Librería Pública de Nueva York?

La gran importancia del Nican Mopohua de la Biblioteca Pública de Nueva York reside en la fecha de autoría. Los estudiosos piensan que puede ser la primera versión escrita del relato de Juan Diego y las apariciones en el cerro del Tepeyac. El documento puede haber sido manuscrito por el mismo Antonio Valeriano (ca. 1531-1605) y por lo tanto es más cerca de la versión original de la narrativa de Juan Diego que las narraciones posteriores.

Por otro lado, los cuatro bifolios (16 páginas) que componen el NICAN MOPOHUA (en Náhuatl “Aquí se narra, aquí se cuenta”, atesorado en esta Biblioteca de Nueva York, representan, sin lugar a dudas, el documento histórico-religioso más importante de las Américas. Se piensa que el original estaba escrito en papel de amate y que se hicieron varias copias. La de esta biblioteca es la más antigua que ha sobrevivido. Por eso es tan importante.